jueves, 22 de junio de 2017

EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO, 4º caso
¡¡Empoderando a nuestros niños!!


Hemos resuelto ya 2 casos:
- El caso de la Señora Ciervis (LINK)
- El caso de Quinto RAT (LINK)


Resolvemos el 3º caso del Inspector Drilo: La misteriosa sonrisa y carta de Ani Ardi

Vamos a recordar el esquema de 4 pasos que nos ha enseñado el Inspector Drilo:


  • El punto 1. de nuestro esquema, LA SITUACIÓN, sí lo conocemos: es la misteriosa sonrisa de Ani Ardi que parece que tiene que ver con una carta que lleva en el bolso.
  • El punto 2, LA INTERPRETACIÓN, no lo conocemos: teníamos que descubrir qué pensamientos provoca esa carta en Ani Ardi 
  • El punto 3, LA EMOCIÓN, está clara: la alegría 
  • Y el punto 4, LA CONDUCTA (¿dónde va Ani Ardi tan contenta, con esa carta en el bolso?) también es desconocido. 


¿Qué se les ha ocurrido a nuestros inspectores niños?:



  • Hugo piensa que la carta es una invitación a un cumpleaños y que Ani Ardi está yendo feliz a comprarle algo para regalarle
  • Eva en cambio, ha pensado que en la carta venía escrito: "Ani Ardi quieres ir conmigo al parque de atracciones. Soy Ana", Y, por lo tanto, Ani Ardi, está yendo feliz al parque de atracciones a encontrarse con su amiga Ana. 
  • El papi piensa que se trata de una carta de su novio que le dice que vuelve a casa tras un largo viaje y Ani Ardi va veloz a reencontrarse con él.
  • Inma y su hijo Alejandro nos han enviado sus investigaciones: "Alejandro dice que va contenta porque ha recibido una carta de su mejor amigo y dice que la invita a su cumple. Yo pienso que también tiene que ver con un cumpleaños, pero el de ella, por eso le han regalado unas botas y va a mandar las invitaciones porque va ha hacer una fiesta en el parque aprovechando el buen tiempo."
  • El libro nos desvela que se trata de la visita de un ser querido al que hace mucho que Ani Ardi no ve, lo que le provoca tanta alegría. Ani quiere prepararle algo bonito y recibirle como se merece. 
¿Quién tiene razón? ¡¡Absolutamente TODOS!!
Las interpretaciones de las situaciones son LIBRES y dependen del filtro a través de las cuales las miramos. Y, según sean estas interpretaciones, ¡¡así nos sentimos y así actuamos!!
¡¡Qué importante es, por lo tanto, que nuestros niños APRENDAN A INTERPRETAR EN SU BENEFICIO!!

4º y último caso del Emocionómetro del Inspector Drilo: La misteriosa desaparición de Lupus, el lobo. 


"A Lupus le encantaba pasear por el bosque y gastar bromas pesadas a sus habitantes. Pero un día, cansados de sus argucias, los animales decidieron gastarle una mala pasada. Una mañana, mientras Lupus paseaba por el bosque se cayó en una trampa, un agujero lleno de barro. El lobo aulló enfadado y comenzó a trepar para salir.
Pero la cosa no acabó ahí, un gran cubo repleto de huevos y plumas de gallina voló sobre él y se vació sobre su cabeza. Lupus no podía creer lo que estaba sucediendo. 
Desde los escondites más recónditos del bosque comenzaron a salir cacareos burlones: ¡Coooc! ¡Coooc! ¡Coooc!.... Muy indignado, Lupus salió corriendo hecho una auténtica gallina. De lo que no se había dado cuenta era de que alguien había captado aquel instante para siempre..... ¡¡¡FLAAASH!!! 
A la mañana siguiente todas las portadas de los periódicos de Forestville anunciaban lo mismo: "el lobo feroz, convertido en una auténtica gallina."
Aquella mañana, Lupus se dirigió a desayunar al Café Zoo, pidió las tortitas sin nata y el té con leche de siempre. Después se dirigió a la zona de los periódicos sosteniendo la bandeja en la mano. Acto seguido se oyó un escandaloso estruendo. La bandeja con el desayuno cayó al suelo. El lobo salió corriendo. Tres días después, todavía no se sabía nada de él. Lupus había desaparecido."

¿Qué le ha ocurrido a Lupus? 
¡¡Esto es lo que deben averiguar nuestros investigadores!!

El punto 1.LA SITUACIÓN de nuestro esquema está claro: Lupus leyendo en el periódico la noticia "el lobo feroz convertido en una auténtica gallina".

Y, no sabemos nada más..... Quedan por descubrir los puntos 2. la interpretación (¿qué pensamientos invaden a Lupus cuando ve la noticia?), los puntos 3. la emoción y 4. la conducta consecuentes.



¡¡Este caso es de los más difíciles!! Tenemos muy pocos datos..

¡¡A por ello!!
¿Quién se anima a buscar interpretaciones rocambolescas??

¡¡Animaros a participar con vuestros niños y convertiros en Inspectores!!
¡¡Inspectores de seres humanos!! 

Y, si os apetece, podéis compartir todo lo descubierto en los comentarios del blog y así ampliamos perspectivas....
¡¡Será un gran placer leer todas las posibles interpretaciones!!
¡¡Gracias!!



martes, 20 de junio de 2017

ESCUELA DE EDUCADORES on line, EDUCAR CON CORAZÓN Y CON CEREBRO

Vuestro hijo os enseña todo orgulloso este dibujo. ¿Qué le diríais?


¿Por qué este dibujo en esta escuela de educadores on line? 

Mi objetivo con este dibujo es hablar del LENGUAJE, del lenguaje que utilizamos con los niños. 

Para profundizar en este tema, voy a ayudarme de partes del primer capítulo del libro "Padres liberados, hijos liberados" de Adele Faber y Elaine Mazlish

Todo lo que voy a contar aquí, ya lo sabemos. No voy a contar nada nuevo. Si bien, ¡¡qué importante es leer y escuchar este tipo de temas de forma repetida para que se acabe creando en nuestro cerebro "un caminito automático", y que se convierta en nuestra forma habitual de actuar y de comportarnos!! La repetición es fundamental para ir creando un nuevo patrón de conducta automático con nuestros niños.

Copio los párrafos más significativos:
"¿Qué es diferente en el lenguaje que utilizo con los niños?
El lenguaje que utilizo no evalúa. Evito expresiones que juzguen el carácter o la capacidad de un niño. Huyo de palabras como "estúpido, torpe, malo" e incluso de palabras como "hermoso, bueno, maravilloso" porque no son útiles; se interponen en el camino de un niño. En su lugar utilizo palabras que describen. Describo lo que veo, describo lo que siento. Estoy convencido: las palabras que evalúan son un obstáculo para el niño. Aquellas que describen, lo liberan.
  • Hace poco una niña que estaba en mi sala de juegos me trajo un dibujo y me preguntó: ¿Es bueno?. Lo miré y contesté: "Veo una casa violeta, un sol rojo, un cielo con rayas y muchas flores. Me hace sentir como si estuviera en el campo"...(Este sería el caso de nuestro dibujo)
  • También me gustan las palabras descriptivas porque invitan al niño a buscar sus propias soluciones a los problemas. "Veo pintura por el suelo. Necesitamos algunos trapos" o "Veo que se ha derramado la leche", y luego le daría una bayeta. De este modo, evito la culpa y destaco lo que es necesario destacar: qué hay que hacer. Si, por el contrario, dijera: "Estúpido, Siempre lo tiras todo. Nunca aprenderás, ¿verdad?", podemos estar seguros de que toda la energía del niño se movilizaría para defenderse en lugar de para buscar una solución. Oiríamos: "¡Bobby me empujó la mano!" o "No he sido yo; ha sido el perro"....
  • E incluso cuando estamos enfadados, todavía podemos utilizar el tipo de palabras que no hagan daño o destruyan a las personas que nos importan. Una vez más utilizamos las palabras que describen. No atacamos la personalidad. Por ejemplo, si la habitación desordenada de un niño molesta al padre, el padre debe expresar su sentimiento de enfado de forma útil: "¡Ver esta habitación no me produce placer!" o "Veo algo que me enfada. ¡El sitio de la ropa, los libros y los juguetes está en la estantería!" o "Cuando veo las cosas desperdigadas por el suelo, ¡me pongo furioso! Me entran ganas de abrir la ventana y tirarlo todo". 

¡¡Qué maravilloso hábito el empezar a usar un lenguaje más descriptivo!! 
Un lenguaje libre de juicios, de evaluaciones, de creencias, de interpretaciones, de filtros. Un lenguaje que simplemente describe. Un lenguaje que describe lo que vemos, describe lo que sentimos. 
¡¡Os invito a ponerlo en marcha!! 

Al principio nos pillaremos en muchas en las que en lugar de describir, evaluaremos, y, esto será absolutamente normal. Nuestros antiguos patrones todavía tienen mucha fuerza en nosotros y a la mínima que nos pongamos en piloto automático, saldrán y tomarán el poder.
Lo importante es darnos cuenta, aunque sea a posteri. Y, poco a poco, llegará un día en que la descripción forme parte de nuestro discurso habitual.


¿Cómo entrenar nuestro "músculo del lenguaje descriptivo"?
  • Antes de acostarnos, podemos recordar situaciones en las que hemos usado un tipo de lenguaje u otro (evaluativo vs descriptivo). Y, en las situaciones en las que hemos usado el lenguaje evaluativo, buscar formas descriptivas de decir aquello que queríamos expresar. Es un magnífico ejercicio que permite ver el error, nuestro error, como un maravilloso recurso que sirve para aprender y mejorar.
  • Y ¿por qué no pedir ayuda a nuestros grandes maestros, nuestros niños (hijos y/o alumnos)? Deben avisarnos cada vez que nos salgan nuestros antiguos patrones y ayudarnos a expresar nuestras ideas de manera descriptiva. De esta forma, por imitación, empezarán ellos mismos a utilizar un lenguaje más descriptivo!!
  • El Haiku. El Haiku es un género poético de origen japonés que consiste en un poema breve que se escribe en 3 versos sin rima, de 5-7-5 sílabas respectivamente. Suele hacer referencia a escenas de la naturaleza o de la vida cotidiana. Se caracteriza por su sencillez y brevedad.


¿Por qué un Haiku?
Suele ser descriptivo. No evalúa.
Además al transformar una situación que nos provoca una emoción fuerte en un haiku, la intensidad de la emoción disminuye rápidamente, y, en ocasiones, da paso al humor!
Los niños son grandes genios creando haikus. A su manera y sin seguir las reglas de forma estricta, consiguen ser breves y descriptivos.
Podemos jugar con ellos a transformar aquellas frases evaluativas que hemos usado en algún momento del día en Haikus.
Esta tarde he tenido ocasión de usar este recurso:  
"En el pasillo, papeles
  En el salón, zapatillas
  Y, en mi cabeza, fuegos artificiales" 
jajajaja... ¿Qué os parece? (No sé si a esto se le puede llamar Haiku. En este caso no importa. La idea y la intención es lo importante. Es breve, es descriptivo y los niños lo han entendido fenomenal! Y, hemos acabado riéndonos y creando nuevos haikus!!!)
















jueves, 15 de junio de 2017

EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO, 3º caso
¡¡Empoderando a nuestros niños!!

"Los niños son muy buenos percibiendo pero, malos interpretando"
Dreikurs
(Los niños no son los únicos que tienen ese problema)


Resolvemos el 2º caso del Inspector Drilo (Link)

Seguimos el esquema de 4 pasos planteados por el libro:
Punto 1. Situación
Punto 2. Interpretación de la situación
Punto 3. Emociones que nos invaden
Punto 4. La conducta a la que nos llevan esas emociones.


Así es cómo mis investigadores han resuelto el caso del Quinto Rat:

Perdón que no se vea nada bien...

  • El de más arriba es el de Hugo. Para el punto 1. La situación, Hugo plantea que Quinto Rat "tiene un sueño malo" y "cree que el sueño es verdad" (Punto2. Interpretación), lo que le produce una emoción (punto 3.) de mucho miedo y la conducta (punto 4.) que ya conocemos. (Dácil, ¡has interpretado como Hugo!! Gracias por participar!)
  • En cambio Eva dibuja un gato como situación. Y lo que piensa Quinto Rat al ver el gato es "¡¡me puede comer!!", lo que le lleva a sentir miedo y tristeza y a ir corriendo a acurrucarse en el cuarto de sus papás.
  • Y el papi dibuja como situación una imagen de un colegio. Un cole nuevo. Parece que Quinto Rat va a empezar en un colegio nuevo el año próximo y los pensamientos que le invaden son del tipo "voy a estar solo, no conozco a nadie, no van a querer estar conmigo...". lo que le produce mucho miedo.
¡¡Qué interesante de nuevo la conversación que estas tres historias tan distintas han provocado!!
Sobre todo al plantear la siguiente pregunta:
¿Cómo podemos hacer para con la misma situación cambie el final de la historia y Quinto Rat se sienta contento y alegre, en lugar de con miedo?
  • Pues se puede dar cuenta de que se trata de una pesadilla y cambiarla por un sueño bonito, dice Hugo
  • Puede hacerse amigo del gato y jugar con él a escondidas, dice Eva
  • Pensar que se lo va a pasar genial en el nuevo cole, que va a conocer a nuevos amigos, dice el papi.
Sí, sí, y ¿de quién depende un final u otro final? 
¡¡¡De cada uno de nosotros!!! dicen al unísono (con algo de hastío, como diciendo "Ay, la mami, la cansina" jajajaja..)

La solución que sugiere el libro es fabulosa!! A Quinto Rat le asusta un perchero que, con la luz apagada, tiene el aspecto de un felino enorme con garras afiladísimas. De nuevo traigo aquí la magnífica frase del principio de Dreikurs "Los niños son buenos percibiendo, pero malos interpretando" ¡¡Este es un muy buen ejemplo!!!

¡¡Vamos a seguir entrenando nuestro músculo de la INTERPRETACIÓN con nuestro 3º caso!!

Tercer caso del Inspector Drilo, La sonrisa de Ani Ardi ¿Qué le provoca esa sonrisa a Ani Ardi?


"Era sábado por la mañana y Ani Ardi había salido sonriente al mercado.
- Buenos días, Ani Ardi. Hoy pareces muy contenta. ¿No será por tus botas nuevas?, le preguntó el panadero.
- Frío, frío, contestó la ardilla, traviesa.
- Hola, Ani Ardi. Se te ve muy sonriente. Seguro que es porque hoy no llueve, insinuó la frutera.
- Frío, frío, contestó divertida la ardilla. 
- ¡Caray, Ani Ardi! Hoy tienes muy buena cara. Apuesto a que has encontrado alguna ganga, le dijo el pescadero.
- Frío, frío, contestó la ardilla con una risita.
El Inspector Drilo también se había fijado en Ani Ardi y sentía una gran curiosidad.
- Déjame probar suerte, Ani Ardi. Creo que a sé el motivo de tu sonrisa. ¿Tiene algo que ver con esta carta?, le preguntó el Inspector mientras señalaba un sobre que sobresalía de su bolso.
- ¡Diste en el clavo, Inspector!...."

Tenemos por lo tanto, el punto1. La situación, que es la carta que lleva Ani Ardi en su bolsillo y el punto 3. La Emoción, que es la alegría.
Nuestros inspectores deben investigar el punto 2, La interpretación (qué pensamientos provoca esa carta en Ani Ardi, que le hacen sentir tanta alegría) y el punto 4. La conducta (¿Dónde va Ani Ardi tan contenta, con esa carta en el bolso?)




¡¡Animaros a participar con vuestros niños y convertiros en Inspectores!! 
¡¡Inspectores de seres humanos!! 
Y, si os apetece, podéis compartir todo lo descubierto en los comentarios del blog y así ampliamos perspectivas....

¡¡Será un gran placer leer todas las posibles interpretaciones!!
¡¡Gracias!! 

¡El próximo jueves más!



















jueves, 8 de junio de 2017

EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO, 2º caso ¡¡Empoderando a nuestros niños!!


Resolvemos el primer caso del Inspector DRILO (Link)
Ya ha pasado una semana y ya toca resolver el primer caso.
Aquí están mis inspectores investigando pistas, buscando diferentes soluciones para el caso de la Señora Ciervis....


Y, así es como lo han resuelto:

  • Hugo, el de más abajo (todo escrito, sin dibujos), como punto 2. Interpretación, pensamientos, plantea que la señora Ciervis recuerda repentinamente que esa tarde tiene un teatro y que va a llegar tarde si no se da prisa. Y, como punto 3. Emoción, habla de la alegría "estaba contenta porque iba al teatro"
  • Eva (la de en medio) en cambio, lo interpreta de una forma completamente diferente... Como punto 2.Interpretación, dibuja un pulpo.... "De repente, la Señora Ciervis siente que un pulpo le toca los pies... Ahhh! Qué asco" Le invade entonces el asco y el miedo (esto sería el punto 3. Emociones)
  • Y, por último (el de más arriba) tenemos el dibujo del papi, que quería participar, el que más!! Su punto 2. expresado de una manera muy gráfica, es un cazador. La señora Ciervis ve de repente un cazador, le asalta el miedo (punto 3. Emoción) y sale huyendo..
¡¡Qué interesante!! ¡¡Ante una misma situación,  3 interpretaciones completamente distintas que despiertan 3 emociones diferentes.....!!

Este tipo de juegos ayudan, no sólo a empoderar a los niños en el sentido de hacerles entender que según cómo interpreten lo que les sucede, así es como se van a sentir y por lo tanto que su felicidad no depende de los ACONTECIMIENTOS, sino de CÓMO INTERPRETAN esos acontecimientos (LINK); sino que además favorecen la empatía, la capacidad de entender y sentir lo que al otro le ocurre, su punto de vista. ¿Quién de los 3 tiene razón, Hugo, Eva, el papi?
¡¡LOS 3 TIENEN RAZÓN!!
¿De qué sirve entonces querer imponer tanto mi razón? ¿Quizás sea más interesante sumar razones, las de los otros a la mía? Ampliamos así la perspectiva de cómo vemos las cosas. No sólo hay una forma, hay muchas... y todas, en cierta medida, son válidas!!

Y, hay más interpretaciones:
  • Dácil, una mami, compartió su interpretación: "Estaba prohibido bañarse en el lago y de repente vio un gendarme..." ¡¡Qué bueno!! ¡Otra forma distinta de interpretarlo! ¡Muchas gracias por compartir!
  • Y, el libro propone una historia completamente diferente...
La Señora Ciervis, mientras se baña en el río ve unas avispas revolotear por su cabeza. Le invade el miedo y sale huyendo.


Vamos pues a seguir entrenando nuestro músculo de la INTERPRETACIÓN con nuestro 2º caso....


Segundo caso del Inspector DRILO: ¿Qué le ocurre a Quinto Rat?


"En casa de los Rat estaban todos despiertos y muy agitados, el inspector Drilo llegó después de recibir su llamada. En la habitación de los quintillizos, Quinto Rat se encontraba acurrucado en un rincón de la litera, temblaba y lloraba desconsoladamente. A su lado, mami Rat le abrazaba para intentar consolarle. 
-¿Qué ha ocurrido?- preguntó el Inspector Drilo
- Ya es la tercera noche que Quinto Rat se despierta de madrugada gritando y comienza a llorar. No nos cuenta qué le pasa- explicó papi Rat. 
-De acuerdo- dijo el Inspector- Necesitaría que me dejaran un momento a solas en la habitación..."


En este 2º caso, tenemos claro el punto 4. La Reacción, la Conducta y nuestros Inspectores deben averiguar los otros 3 puntos: 
punto 1. La situación, 
punto 2. Interpretación, pensamientos y 
punto 3. Emoción.


¡¡Animaros a participar con vuestros niños y convertiros en Inspectores!! ¡¡Inspectores de seres humanos!! 
Y, si os apetece, podéis compartir todo lo descubierto en los comentarios del blog y así ampliamos perspectivas....

¡¡Será un gran placer leer todas las posibles interpretaciones!!
¡¡Gracias!! 
¡El próximo jueves más!














martes, 6 de junio de 2017

ESCUELA DE EDUCADORES on line, EDUCAR CON CORAZÓN Y CON CEREBRO


Vuestro hijo os enseña todo orgulloso este dibujo. ¿Qué le diriaís?


¡¡Espero con ganas vuestras respuestas!!
Y, en breve, toda la explicación del porqué esta pregunta en nuestro taller de educadores on line...

¡¡Muchas gracias!!

jueves, 1 de junio de 2017

NUEVO PROYECTO, EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO. 


Empoderando a nuestros niños
¡¡Iniciamos un nuevo proyecto!! EL EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO, de Susanna Isern, ilustrado por Mónica Carretero, editorial NubeOcho (LINK)
La diferencia y el gran encanto de este manual de emociones radica en que favorece el empoderamiento del niño.
¿Cómo?
Desde el principio, el Emocionómetro explica con un sencillo esquema compuesto por 4 puntos, cómo se producen las emociones:
  • 1º SITUACIÓN. Se produce una situación concreta. Ocurre algo.
  • 2º INTERPRETACIÓN. Percibimos esta situación y le damos un sentido, la interpretamos, creamos pensamientos acerca de lo ocurrido. Y esa interpretación depende 100% de las "gafas" con las que estemos viendo lo ocurrido. Nuestras ideas, pensamientos, lo que hayamos hecho justo antes o cómo nos encontremos ese día, pueden influir en nuestra interpretación de los hechos.
  • 3º EMOCIÓN. La interpretación de la situación produce una emoción en nosotros. La emoción pone en marcha unas reacciones o cambios físicos en nuestro cuerpo (todas las emociones se expresan a través del cuerpo).
  • 4º CONDUCTA. Según sea la emoción, así reaccionamos y actuamos.



El 2º paso, el de la INTERPRETACIÓN, es el paso clave, el paso del empoderamiento. La situación es la que es, no la podemos cambiar. Sin embargo, según cómo interpretamos esa situación, así nos sentimos.
Y ¿cómo nos queremos sentir? ¿De quién depende entonces la emoción que sentimos?
Y, aquí radica todo nuestro poder.
Depende única y exclusivamente de cada uno de nosotros.

La felicidad y el sufrimiento (dos caras de la misma moneda) no tienen tanto que ver con las circunstancias que nos rodean, con las cosas que nos ocurren, sino con cómo interpretamos, qué nos decimos (en nuestro eterno diálogo interno) respecto a esas circunstancias.

Hay un dicho popular que dice así: "Piensa mal y acertarás"
¡¡Pues quizás acertarás, pero probablemente no seas más feliz!!
Porque no cambiarlo a "Piensa bien, quizás te equivoques, si bien te sentirás más feliz"
¡¡Qué más da acertar o no!! Nuestro objetivo en la vida es ser felices. Y, eso sí depende de cada uno de nosotros. Depende de las gafas que usamos para interpretar todo aquello que nos ocurre.

La dificultad que tenemos es que nacemos con un cerebro "cableado para sobrevivir" no para ser feliz. Y, por este motivo, ve peligros por todos los lados, y focaliza su atención y registra en su memoria a largo plazo todos esos peligros. Tiene tendencia a INTERPRETAR EN NEGATIVO (por el por si acaso...)
La suerte que tenemos es que nuestro cerebro es moldeable. Podemos re-cablearlo para que focalice su atención en cosas que nos produzcan más felicidad. Debemos enseñarle a PENSAR BIEN, a INTERPRETAR A NUESTRO FAVOR.  Para ello, es necesario disciplina, paciencia, perseverancia, autocompasión....

¿Y, qué mejor que ir entrenando esta capacidad de nuestro cerebro desde pequeños?
¡Este Emocionómetro nos ayuda en esta tarea! Veamos cómo....


¿En qué consiste el EMOCIONÓMETRO DEL INSPECTOR DRILO?
En este proyecto vamos a focalizar nuestra atención en el punto 2. LA INTERPRETACIÓN, si bien este libro tiene muchas otras peculiaridades que lo hacen tan especial y tan valioso:
  • El Emocionómetro presenta varios casos que el Inspector Drilo debe resolver. Cada caso da pie a presentar una emoción. Esto ayuda a los niños a entender mejor la emoción ya que ésta viene rodeada de todo un contexto, de toda una historia, de algo concreto (no abstracto). 
  • La descripción de las distintas emociones viene acompañada de una explicación muy gráfica de cómo éstas se expresan a través del cuerpo. Esta información es muy valiosa, ya que esta reconexión con el cuerpo permite darnos cuenta, de forma precoz, de que una emoción nos está invadiendo y permite hacer STOP evitando así cualquier reacción impulsiva guiada por la emoción. 
  • La fabulosa idea del Emocionómetro o medidor de emociones. No sólo se trata de identificar la emoción sino también de medir su intensidad (se puede imprimir el emocionómetro y construirlo en este LINK). ¡No es lo mismo estar un poco enfadados que estar furiosos! Nuestras reacciones impulsivas serán muy diferentes y nuestra forma de gestionarlo también será muy diferente.
  • El libro termina con unas recetas y ejercicios que ayudan a regular las distintas emociones evitando así que nos desborden. 

Un entrenamiento. Nos convertimos en el Inspector Drilo
¿En qué consiste el entrenamiento?
Cada jueves presentaré un nuevo caso del libro. Contaré sólo uno o dos de los 4 puntos del esquema explicados arriba (1.Situación, 2.Interpretación, 3.Emoción, 4.Conducta).
Los niños, con estos pocos datos se convierten entonces, en detectives y deben averiguar los otros puntos del esquema que faltan. Los dibujan y/o escriben.
Resulta muy interesante también plantearles que busquen otros finales posibles (lo que seguro supondrá un cambio en la interpretación y en la emoción..).

Si os apetece formar parte junto con vuestros hijos de este proyecto, sólo tenéis que presentarles el caso, explicarles bien el esquema Situación-Pensamiento-Emoción-Conducta y después dejar que su imaginación, ingenio y creatividad hagan el resto.

Podéis compartir todo lo descubierto por vuestros hijos realizando a través de los comentarios del blog. Será un verdadero placer leeros. Seguro que, entre todos, descubrimos muchísimas formas de interpretar una misma situación!!

La próxima semana, antes de presentar el siguiente caso, haré un resumen de todo lo que compartáis y contaré el verdadero final del caso....  No se trata realmente de acertar. Todo lo contrario! Se trata de darnos cuenta de que la interpretación es libre y depende de cada uno, y en ella reside nuestro verdadero poder. 

Primer caso: LA MISTERIOSA HUIDA DE LA SEÑORITA CIERVIS 

"Aquella era una tarde soleada de verano, Drilo se encontraba paseando en el sendero que había junto al río de Forestville cuando vio a lo lejos a su vecina, la señorita Ciervis, resfrescando sus pies en la orilla mientras tatareaba una canción.
De pronto, la señorita Ciervis se calló y se quedó muy quieta durante varios segundos, parecía haber visto algo. Acto seguido arrancó a correr a toda velocidad y no se detuvo hasta que llegó a casa.
El inspector Drilo lo observó todo con detenimiento y tomó unas notas en su cuaderno."

¿Qué ha ocurrido?
  • La situación es clara: la señorita Ciervis está tranquila en la orilla hasta que por algún misterioso motivo, se levanta y se va corriendo.
  • La conducta por lo tanto es de huída.

  • ¿Qué ha ocurrido en medio, entre la situación y la conducta? Toca investigar el punto 2.Interpretación, pensamientos y el punto 3. Emoción ¿Qué pensamientos y emoción han podido invadir a la señorita Ciervis para acabar teniendo esa conducta de huida?




Y, ahora ¡¡A INVESTIGAR!!
En una semana, compartiré vuestras respuestas junto con las de Hugo y Eva y la solución final....








martes, 23 de mayo de 2017

ESCUELA DE EDUCADORES ON LINE, NEUROSICOEDUCACIÓN
EDUCAR CON CEREBRO Y CON CORAZÓN


Vida enfocada en valores vs vida enfocada en objetivos
Este es el vídeo que propuse hace unas semanas para la escuela de educadores on line:  Vida enfocada en valores vs vida enfocada en objetivos (Russ Harris)
En el vídeo vemos dos niños que viajan en coche a Disney World.
  • Uno de los niños vive el viaje enfocado en llegar YA a Disney World, con toda su atención y su fuente de felicidad puesta en el objetivo, en la meta. "¿Cuánto queda?, ¿Cuándo llegamos?". Mientras, el tiempo va pasando y él, se lo está perdiendo....
Hay una magnífica frase de John Lennon que expresa a la perfección esta situación:
"La vida es lo que sucede mientras estás pensando en otras cosas"... 
Y, así le está pasando a este niño.....

  • El otro niño, también quiere llegar a Disney World, sin embargo, vive el viaje de una forma totalmente diferente. Disfruta del viaje. Lo convierte en un momento de placer, de diversión, de felicidad! Cuenta granjas, juega al juego del detective..... ¡Aprecia su viaje a medida que avanza hacia su objetivo!
  • Y, si, por algún contratiempo, el objetivo no se consigue, nuestras amigas La Tristeza, El Enfado, La Rabia, La Injusticia, vendrán, ocuparán su lugar, su espacio y su tiempo. Si bien, en el primer chico, se mantendrán mucho tiempo y guiarán gran parte de su conducta, y, en el segundo niño, estarán un tiempo, el necesario, y rápidamente dejarán espacio, de nuevo, a la curiosidad, al disfrute, a la diversión del camino.....Su resiliencia, su capacidad de reponerse a las adversidades de la Vida, será mucho mayor porque sabrá encontrar disfrute en el presente. 

¿Dónde enfocamos nuestra atención y nuestra mirada? ¿Dónde se encuentra nuestra fuente de felicidad? ¿En conseguir las metas, los objetivos o en disfrutar del camino?
Por norma general, nos han educado desde pequeños para que enfoquemos nuestra vida en la obtención de objetivos: conseguir buenas notas en el colegio, acabarnos el plato de comida sí o sí, conseguir una casa, un trabajo estable.......
Sin embargo, somos más felices si conseguimos enfocar nuestra atención en el camino, si conseguimos disfrutar del camino, disfrutar del presente, del aquí y ahora.
Luego, llegaremos o no a la meta, si bien, habremos disfrutado hasta entonces.

La buena noticia es que es una habilidad que se puede entrenar. Gracias a la neuroplasticidad de nuestro cerebro, nunca es tarde para transformar nuestras antiguas redes neuronales que hacen que nos enfoquemos en el resultado, en nuevas redes enfocadas en el placer del camino, en el presente.
Se trata de aceptar lo que es y de buscar el lado divertido, simpático, amable del camino. A veces no será sencillo, sin embargo, con CONSCIENCIA y CREATIVIDAD es posible!

La aceptación es importante en este "disfrutar del camino". Lo que está pasando está bien, no lo podemos cambiar. No tiene sentido pelearse con ello. Y en esta aceptación, aparecen pensamientos, emociones, quizás algunos no tan agradables sobre todo si el camino no es todo lo "bonito" que nos gustaría que fuese, y en esos momentos es de vital importancia recordar que NO somos nuestros pensamientos. Somos los OBSERVADORES de esos pensamientos y emociones y, como tal, tenemos la libertad de dejarlos pasar y no quedarnos atrapados en ellos, en su rumiación. Esta habilidad de convertirse en el observador requiere entrenamiento. El mindfulness permite este entrenamiento. Permite desarrollar la atención de forma suficiente como para ser capaces de ponerla donde queramos (cuerpo, respiración, sonidos...) y así no quedar atrapados en los engaños de nuestra mente. Pasamos así del modo PENSAR al modo SENTIR (atención al cuerpo)


¿Cómo enseñar a nuestros niños a disfrutar del camino? ¿Cómo hacerles este regalo?
El regalo de saber APRECIAR, SABOREAR el momento, los momentos, cualquier momento...
  • Como siempre, en esto de la educación, LA IMITACIÓN, es la clave. ¿Cómo vivimos nosotros, los adultos, las esperas en las salas de espera, en las colas, en los atascos? ¿Cómo vivimos los contratiempos? Con quejas, preocupación??... o con aceptación buscando convertir esos momentos en grandes momentos? Es de vital importancia que nosotros, los adultos, tengamos todas estas capacidades interiorizadas para así poder transmitírselas a nuestros niños.
  • Además tenemos que ayudar a nuestros niños en esos momentos de espera, de largo camino,  en los que la impaciencia se apodera de ellos. La dificultad reside en que a nosotros, los adultos, también  nos viene a visitar Impaciencia. Y la impaciencia de nuestros hijos, multiplica la nuestra..... Esto es natural, es humano... Si bien, produce sufrimiento y como adultos nos toca aprender a gestionar estas situaciones Y, nuestros niños, aprenderán poco a poco, por imitación.
Y, en esos momentos es donde tenemos que sacar nuestra fuerza y creatividad, para ayudarles a disfrutar también de esos momentos. ¡¡No valen las maquinitas, los teléfonos, los ipads.....!!
Una táctica que en casa usamos mucho y funciona es la del TACTO. El contacto físico nos trae al presente, al aquí y ahora. Hacer cosquillas relajantes, hacer la meditación de la mano (LINK), suele producir una gran relajación y conexión.
  • El juego del detective (LINK) en busca de cosas curiosas,de cosas bellas, que normalmente pasan desapercibidas y que gracias a nuestra linterna de la atención, se convierten en GRANDES cosas... Y, el agradecimiento!! Compartir 2 ó 3 cosas que han valido la pena en el día, que han sido valiosas. Cada momento es UNICO. ¡Qué regalo educar en esta mentalidad! Cualquier cosa que hagamos con atención plena, sintiendola con el cuerpo, "respirándola", se convertirá en fascinante, da igual la actividad que sea.
  • En una formación en la que estuve hace poco, hicimos muchas meditaciones caminando
Este tipo de meditaciones permiten trabajar esta actitud de disfrutar del camino.No se trata de llegar a ningún sitio. Se trata de HABITAR CADA PASO, de sentir el cuerpo en cada paso, de sentir la respiración en cada paso, de sentir las plantas de los pies en cada paso, de sentir los sonidos en cada paso. Y no es necesario hacerlo demasiado despacio. Se puede realizar a una velocidad normal, una velocidad que nos permita introducir esta meditación en nuestro día a día. Ponemos consciencia en el cuerpo, en lugar de estar en la mente y en los pensamientos....


Un paso y nos decimos con nuestra voz interior "Estoy en casa"
Otro paso y nos decimos "Ya he llegado"
Otro paso "Estoy aquí"
Otro paso "Estoy en casa"






Con nuestros niños, podemos construir un camino, en casa, en el parque, en el patio... Podemos recorrer el camino con ojos abiertos o cerrados.
Puede ser un laberinto hecho con piedras o un camino lleno de obstáculos (cojines, sillas, bandejas rellenas de objetos que despierten nuestros sentidos...).  En cada paso, pisamos un obstáculo y sentimos el obstáculo en nuestras plantas de los pies.
Puede ser un camino hecho con una cuerda con nudos. Atravesamos la cuerda como funambulistas.
Puede ser un camino liso, sin obstáculos, un camino para disfrutar. Conectamos respiración y pasos. Hacemos 2 pasos durante la inspiración y 4 pasos durante la espiración. Cada uno a su ritmo.

Cada uno construye su camino y su meditación caminando.
Disfrutamos de cada paso...
"Toma mi mano. Caminaremos. Sin pensar en llegar a ninguna parte. Entonces aprendemos que no hay marcha hacia la paz. La paz es el caminar. Que no hay paseo hacia la felicidad. La felicidad es el caminar" Thich Nhat Hanh

Hacemos intencionadamente, estos caminos, estos paseos, junto a nuestros niños, como entrenamiento (vamos haciendo neuroplasticidad positiva en nuestros cerebros y en el de nuestros niños) para después llevar a nuestro día a día, esta actitud de disfrutar del aquí y ahora.

Comparto un bellísimo artículo donde una profesora comparte su experiencia realizando la meditación caminado con sus alumnos LINK

¡¡OS DESEO MUY FELICES CAMINOS HABITADOS, CAMINOS DISFRUTADOS, CAMINOS DESPIERTOS!!



Si te interesa profundizar y descubrir formas sencillas y divertidas para transmitir a nuestros niños la filosofía del Mindfulness y la Inteligencia Emocional a través de juegos y material manipulativo, pide información del CURSO ON LINE, Aprender Mindfulness, Inteligencia Emocional y Neurociencias Jugando y Manipulando (Más información respecto a este curso en este link) y de los CURSOS PRESENCIALES escribiendo a inesmerinov@gmail.com