miércoles, 22 de noviembre de 2017

Crisis con nuestros niños


He tenido un periodo de vuelta a viejos hábitos en lo que se refiere a crianza. De manera inconsciente, claro...Algo de estrés, de rutina, de prisas, de cansancio.....
Y, mis hijos, me lo han hecho ver claramente. Hemos tenido una época de lucha de poder... a ver quién gana... Por supuesto, terminando en 2 grandes perdedores....
La teoría de lo que hay que hacer está muy clara. No se olvida nada.
Si bien los circuitos neuronales antiguos siguen en mi cerebro y en cuanto me descuido un poco, toman de nuevo el poder.
Y, la verdad es que ahora, sólo puedo dar las gracias a este "periodo de crisis" ya que me ha permitido refrescar nuevas redes neuronales.


¿Qué he aprendido/reforzado en esta fase de crisis?

He profundizado en toda la filosofía de la PARENTALIDAD POSITIVA
El comportamiento del niño es la punta de un iceberg 

Un niño que se porta mal es un niño que se siente mal, es una petición de ayuda, es un mensaje en clave que debemos aprender a descifrar. No SABE pedir ayuda de otra forma; le debemos enseñar:
"¡Ayúdame a recuperar mi conexión, a sentir que pertenezco y que soy valioso!" 

El niño (como cualquier ser humano) tiene una necesidad básica que es la de sentirse tenido en cuenta. El problema es que tiene una idea equivocada sobre como alcanzar ese objetivo y por lo tanto se comporta de una forma con la que logra justo lo contrario. De allí, esta magnífica frase (y tan complicada de llevar acabo)
"¡Quiéreme cuando menos me lo merezca, porque será cuando más lo necesite!"

¿Qué maneras tiene el niño de comportarse para conseguir sentirse valioso?
Hay 4 maneras posibles:
  • Llamando la atención: en estos casos el niño CREE: "sólo me tienen en cuenta cuando soy el centro de atención". Y, por lo tanto actúa para conseguir este objetivo molestando a los demás, quejicoso...
  • Lucha de poder: el niño CREE "solo me tienen en cuenta cuando soy el jefe, cuando demuestro que no pueden obligarme ni detenerme". El niño presenta entonces un comportamiento desafiante, oposicionista
  • Venganza: el niño CREE "Me han hecho daño, así que yo haré lo mismo". Se comporta de forma agresiva hacia los demás y/o hacia él mismo, agresivo, hiriente, vengativo
  • Indefensión aprendida: el niño CREE "soy inferior a los demás, no valgo, no sirvo para nada ¿para qué intentarlo?" . Se comporta con pesimismo, tira la toalla ante la mínima frustración, desesperanzado, no estudia, no se esfuerza.
Y es en esos momentos en los que nosotros, los adultos, debemos ir a rescatar a nuestro hijo, debemos ir a buscarlo allí donde se ha perdido y de dónde no sabe salir sólo. No debemos esperar que sea él el que vuelva solo. No sabrá hacerlo...

Debemos olvidarnos del comportamiento e ir a la causa, a la raíz de ese comportamiento. Sólo así llegaremos a conectar con él y le ayudaremos a re-conectar consigo mismo. Debemos hacernos la pregunta ¿Cuál es la razón real de que se comporte de esta manera? ¿De que se frustre y llore por todo? ¿de que pegue a su hermano? ¿de que me rete? ... ¿Qué se esconde detrás?
Y, la pregunta que nos surge a muchos es: ¿No estaremos recompensando de esta manera un comportamiento inaceptable? ¿No habría que poner límites?
  • Generalmente, en estas situaciones en las que el niño tiene un comportamiento que consideramos inadecuado, le castigamos, le regañamos... Y, esto es normal. Así es como hemos sido educados. Sin embargo, ya se sabe que todos estos parches son sólo parches que, si bien sí pueden resultar eficaces para reconducir la conducta de nuestro niño, van en contra de su empoderamiento y su responsabilidad. Si no ayudamos a nuestro niño a entenderse, a autoconocerse, a entender el por qué de sus conductas y a crear sus propios recursos internos que le permitan resolver aquello que le está sucediendo, siempre repetirá las mismas conductas o unas similares, cada vez que vuelva a verse invadido por sus emociones. ¡No sabrá hacerlo de otra manera! ¡Nadie le ha enseñado a hacerlo de otra forma! 
  • Múltiples estudios han demostrado que demostrar amor a nuestros niños aumenta la liberación de oxitocina en su cerebro, mejora su sistema inmune, favorece la formación y maduración de circuitos neuronales en los lóbulos prefrontales (área cerebral que permite la regulación emocional, la responsabilidad).Cuando un niño (y cualquier adulto) se siente amado, aceptado, no juzgado, se vuelve de forma automática generoso, amable y responsable. 

Responder con AMOR en las situaciones de conflicto requiere mucha ATENCIÓN.
En cuanto sentimos que la lucha de poder se está instalando, debemos hacer STOP y debemos conectar con el amor que sentimos por nuestros niños. Puede ayudarnos visualizar su cerebro todavía a medio formar, con su pequeña parte racional desconectada de su parte emocional por la situación de estrés que está viviendo. La única forma de conseguir que ambas partes cerebrales se reconecten es bañando su cerebro de una hormona, la OXITOCINA. Y esto se consigue con el abrazo, la mirada tierna, la sonrisa, la conexión.... 
El amor es el mejor bálsamo para regular el estrés. 

Y, después, debemos poner nombre a las emociones que está sintiendo:
"me parece que estás sufriendo y por eso actúas así. ¿Quizás tienes celos/envidia de tu hermano?" "¿Te has enfadado porque lo que ha ocurrido te ha parecido injusto?" 
"¿Has sentido miedo al verte sola?" 
"¡Ayúdeme a ayudarte! Me gustaría tanto ayudarte y no sé cómo hacerlo..."

Sólo el hecho de nombrar, de poner nombre a la emoción o al pensamiento que invade su cerebro y su cuerpo en esos momentos de crisis, le ayudará a volver al equilibrio. Pero solos no pueden, porque no saben hacerlo. Es necesario que un adulto les acompañe, les ayude, les enseñe.
Y si no es fácil conectar con él o poner palabras a aquello que le está ocurriendo, podemos traer una hoja o un cuaderno para que dibuje todo aquello que está pasando dentro de él.

Muchas veces, en estos momentos de conexión, el niño se derrumba y empieza a llorar o a gritar o a patalear...
¡¡Fabuloso!! 
Está liberando la energía de la emoción, la está soltando, la está dejando ir. 


La emoción, sea cual sea, es energía que pone nuestro cuerpo y nuestra mente en tensión. Tensión que si no se consigue liberar, queda dentro y se va acumulando...
En esos momentos de DESCARGA no está buscando consuelo, no está buscando consejos, no está buscando palabras.... ¡sólo busca soltar la tensión de la emoción!
Nuestro niño ha encontrado un lugar de seguridad para poder hacerlo con libertad, sin miedo a ser juzgado, sin vergüenza... Y ese lugar de seguridad somos nosotros, el adulto.


¿Cómo explico todo esto a los niños de una forma concreta y con material manipulativo, para así empoderarlos?


Lo explico en el vídeo (LINK)




martes, 7 de noviembre de 2017

Videoblog. Autoconocimiento para niños, jugando y manipulando, en familia y en el aula. 

Vídeo 5. Mr.Elástico. Arquitectos de nuestro cerebro
En este vídeo presento un material manipulativo nuevo, ¡¡Mr. Elástico!!
Una esfera de poliespan con una cara pintada por uno de los lados y con neuronas cerebrales (representadas por chinchetas) en el otro lado. 


¿Para qué sirve Mr. Elástico?
Para convertir el concepto de NEUROPLASTICIDAD en algo concreto, en algo tangible. 
Los niños tocan las neuronas y crean redes neuronales gracias a las gomas elásticas y a los limpiapipas. Se convierten en verdaderos arquitectos del cerebro de Mr. elástico, para después, poder ser los arquitectos de su propio cerebro.


¿Para qué nos sirve conocer esta capacidad cerebral?
  • Para saber que el CAMBIO sí es posible. Tenemos la capacidad de debilitar y eliminar conductas, palabras, patrones de pensamiento, creencias, automatismos que nos hacen daño o hacen daño a los demás. A la vez que podemos crear matrices neuronales nuevas, más beneficiosas para nosotros. 
  • Para fomentar LA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO. Cualquier habilidad se puede mejorar. La inteligencia es maleable. Las etiquetas no sirven. ¡¡La mejora siempre es posible!!
  • Para conocer LA VULNERABILIDAD, LA FRAGILIDAD DEL CEREBRO, del nuestro y sobre todo del de nuestros niños. Todo estímulo que entra a nuestro cerebro a través de los sentidos deja una huella cerebral en forma de red neuronal ¿A qué estímulos sometemos a nuestros niños? y ¿a qué estímulos sometemos nuestro cerebro? 


¡¡Este conocimiento nos empodera y empodera a nuestros niños!! Nos convertimos en arquitectos de nuestros propios cerebros. Tenemos la capacidad y el poder de decidir libremente qué redes neuronales queremos "alimentar" y así potenciar, y cuáles queremos debilitar. 


Y, ahora, ¡¡a por el vídeo!!
Mr. Elástico. Arquitectos de nuestro cerebro (LINK)







lunes, 30 de octubre de 2017

Reto Mindfulness en el Aula y en Familia. 
CONEXIÓN


Reinicio esta sección de RETOS MINDFULNESS con un reto más para adultos que para niños. 

Se trata de conseguir, al menos una vez al día, un momento de conexión auténtica con cada uno de nuestros hijos y con cada uno de nuestros alumnos.
Probablemente ya haya millones de estos momentos en nuestro día a día. 
La diferencia radica en hacerlos conscientes, en enfocar nuestra energía en ellos.

Muchos estudios demuestran que la naturaleza humana es la de COOPERAR. Nacemos con este instinto natural. Nuestro cerebro humano viene diseñado para cooperar. 
Esto tiene sentido, ya que para sobrevivir en aquella época del hombre de las cavernas, el grupo y la cooperación entre humanos era fundamental para protegerse contras las posibles amenazas y para cazar. 
Sin embargo, se ha visto que es necesario "alimentar" este instinto de cooperación para que no se apague poco a poco y se vea suplantado por la competitividad y la comparación.  

¿Cómo "alimentar" este instinto de cooperación?
Cuando los niños (y los adultos) sienten una conexión auténtica con el otro (sus padres, sus profesores, sus amigos), su instinto de cooperación y generosidad se despierta. Sienten el impulso de colaborar y ayudar al otro. Pasan de verlo como una posible "amenaza", a verlo como un amigo. 

¿Cómo lograr un conexión auténtica con nuestros niños? 
  • Al menos una vez al día nuestro(s) niños deben sentir que NOS GUSTAN TAL COMO SON, que son aceptados incondicionalmente, que les queremos en sus aciertos y en sus errores, que no están mal hechos. 
  • Al menos una vez al día nuestro(s) niños deben sentir que nos divierten, que nos lo pasamos bien con ellos, que NOS GUSTA ESTAR CON ELLOS, que nos interesan, incluso que nos apasionan las cosas que nos cuentan.
  • Al menos una vez al día nuestro(s) niños deben SENTIRSE VISTOS. Sentirse importantes para nosotros. Deben sentir que invertimos tiempo en conocerlos como persona, que nos interesamos de manera genuina por ellos, que dedicamos tiempo a encontrarnos con ellos en el lugar exacto donde ellos se encuentra y que nuestras interacciones con ellos no estén centradas sólo en lo que deben hacer.
  • Al menos una vez al día nuestro(s) niños deben sentir que ESTAMOS PRESENTES SÓLO PARA ELLOS y que no están compitiendo con personas u objetos externos que se inmiscuyen en su tiempo (redes sociales, hermanos, teléfono, tv, obligaciones domésticas...)
Y, de esto trata este reto que propongo. 
Al menos una vez al día nuestro(s) niño(s) deben haber sentido alguna de estas cosas...
Puede ser por algo que les hemos dicho ("me gustas"), 
por una mirada llena de amor y admiración, 
por un abrazo sentido, 
por un hacerles protagonistas de algo, 
por un reconocer algo que han dicho o hecho, 
por hacerles sentir autónomos y capaces, 
por hacerles sentir esa mentalidad de crecimiento ("todavía no eres capaz de....; si perseveras conseguirás mejorar poco a poco... )
Por conseguir estar amorosamente presentes en sus desbordes emocionales...

Hay mil maneras de hacer que el otro se sienta VISTO, querido, aceptado.
Cada cual debe buscar su forma...

Un reto que nos invita a enfocar nuestra energía en fomentar la conexión con nuestro(s) niño(s), hijos, nietos, alumnos....
Puede ayudarnos irnos a la cama cuaderno en mano y escribir en él qué cosas hemos hecho que han favorecido esta conexión y qué cosas podemos hacer/decir al día siguiente para seguir "alimentando"esa conexión con nuestro(s) niños.
¡Nuestro cerebro, durante el sueño, nos ayudará a ponerlo en práctica!

¡¡Empieza el reto!! 
¡A por ello!









jueves, 26 de octubre de 2017

Videoblog. Autoconocimiento para niños, jugando y manipulando, en familia y en el aula. 

Vídeo 4. Jugando los conflictos con la caja-cerebro. Entrenando el cerebro social


En este 4º vídeo explico cómo resolver los conflictos jugando con la caja-cerebro. Para ello utilizo un ejemplo concreto que me permite dar vida a los diferentes personajes de la mente que participan en el conflicto. 

Jugar los conflictos con la caja cerebro, nos permite observarlos desde la distancia y desde la calma y de esta forma: 
  • Tener un espacio y un tiempo para volver a entrar en contacto con las emociones que se han vivido durante el conflicto y NOMBRARLAS (el sólo hecho de nombrar las emociones, baja su intensidad y ayuda a volver al reequilibrio). Los niños pueden hablar de aquello que les ha perturbado y conocer así las necesidades no satisfechas que se encuentran detrás de esas emociones desagradables y de esas conductas "inadecuadas". 
  • Un espacio y un tiempo también para reevaluar la situación, reinterpretarla desde el muñeco (nuestro cerebro racional) y buscar alternativas de actuación. 
  • Un espacio y un tiempo para darnos cuenta de que en esos momentos de conflicto, estamos siendo guiado por uno de estos personajes de nuestra caja-cerebro y que no somos sólo ese personaje. El personaje es sólo una parte de nosotros que en ese momento ha tomado el mando de nuestra vida y nuestra conducta, pero somos mucho más que eso. Esto nos libera de culpas y de "vergüenzas". No estamos mal hechos, sencillamente somos seres humanos imperfectos y normales. Se activa la sensación de capacidad y de responsabilidad.
  • También nos permite hacernos conscientes de nuestros patrones de reacción automática y de los de nuestros hijos. Observamos, sin juicios, sin análisis, nuestra manera habitual de interaccionar con los demás. Si tendemos a reaccionar de forma AGRESIVA, SUMISA o ASERTIVA. Y, aprendemos....
Este conocimiento nos empodera ya que nos convierte en responsables de nuestro sentir y de nuestro actuar. Nos permite darnos cuenta de que existen varias formas de resolver un mismo conflicto y que cada uno de nosotros tiene la capacidad y el poder de elegir cómo quiere interpretar ese conflicto, qué actitud quiere tomar ante él y cómo quiere resolverlo. Esto es un gran poder que nos otorga nuestro "muñeco", nuestros lóbulos prefrontales. Para adquirir este superpoder necesitan ser educados y entrenados y ¡¡qué mejor manera que entrenarlos JUGANDO!!



Y, ahora el vídeo!!

Vídeo 4. El cerebro social. Jugando los conflictos con la caja cerebro (link)



miércoles, 18 de octubre de 2017

Video blog. Autoconocimiento para niños, jugando y manipulando, en familia y en el aula. 

Vídeo 3. El cerebro triuno. SECUESTRO EMOCIONAL. DESBORDE EMOCIONAL


Seguimos esta semana con un nuevo vídeo para profundizar en cómo funciona nuestro cerebro triuno en situaciones en las que una emoción intensa invade nuestro cuerpo y nuestra mente o en situaciones que el cerebro (por el motivo que sea) interpreta como "amenazantes". Son situaciones que ocurren a diario, incluso,¡¡varias veces al día!!
¿Cómo actuamos en esas situaciones?
¿Quién gana, la emoción o la razón?

No debemos olvidar que detrás de toda conducta, hay un cerebro
Un cerebro humano. 
Un cerebro imperfecto. 
El mismo cerebro que el del primer homo sapiens sapiens de hace aproximadamente 150.000 años, que vivía en la sabana africana. 
Un cerebro "diseñado" para sobrevivir en esas circunstancias. 
Las circunstancias han cambiado (ya no vivimos rodeados de leones y mamuts).
Sin embargo, el cerebro no ha cambiado y sigue con un mismo objetivo ¡¡¡¡SOBREVIVIR!!!

Para acercar este conocimiento a nuestros niños, uso el ejemplo de Phineas Cage y, por supuesto, los personajes de la caja cerebro. 
En el vídeo, lo explico con más detalle.
¡¡Espero lo disfrutéis y resulte de utilidad!!


Vídeo 3. Secuestro emocional, Desborde emocional (LINK)



martes, 10 de octubre de 2017

Vídeoblog. Autoconocimiento para niños, jugando y manipulando, en familia y en el aula. 




Vídeo 2. El cerebro triuno ¡¡¡SUPERVIVENCIA!!!


Seguimos esta semana con un nuevo vídeo para profundizar en características peculiares de nuestra caja-cerebro. 
Estas particularidades nos ayudan (a nosotros y a nuestros niños) a entender mejor nuestras conductas y las conductas de nuestros niños y de los demás.


No debemos olvidar que detrás de toda conducta, hay un cerebro
Un cerebro humano. 
Un cerebro imperfecto
Un cerebro "diseñado" para sobrevivir.


¿Cómo usar nuestra Caja Cerebro para explicar de manera concreta y manipulativa, estas características a nuestros niño?
En el vídeo, lo explico.
¡¡Espero lo disfrutéis y resulte de utilidad!!


Vídeo 2. Cerebro Triuno ¡¡Supervivencia!! (LINK)


lunes, 2 de octubre de 2017

Vídeoblog. Autoconocimiento para niños, jugando y manipulando, en familia y en el aula. 
Vídeo 1. El cerebro triuno ¿Quién guía nuestras conductas?


Vídeoblog ¡¡Una nueva sección!!
Empiezo hoy una nueva sección que va a consistir en una serie de vídeos con los que quiero, a través del juego y del uso de material manipulativo, ayudar a los niños a convertirse en los OBSERVADORES de su mundo. Observadores de su mundo interior y su mundo exterior.
Observadores neutros, que no juzgan ni analizan, sólo observan.Observan para entenderse, para entender las luces y las sombras de todo ser humano y desde este entendimiento y aceptación, hacerse responsables de su mundo, de su mente, de su vida.

Todos estos conceptos de mente, de observador... son muy abstractos y la mejor manera de llegar a los niños ha sido, bajo mi experiencia, convirtiendo la mente y toda su actividad y funcionamiento en material manipulativo y juegos. De esta forma aprenden a través de sus manos, aprenden "tocando su mente, tocando sus circuitos neuronales, jugando con los personajes de su mente". Aprenden pasando de lo concreto a lo abstracto. 


María Montessori tiene una bellísima frase que resume a la perfección esta idea:
Son actividades muy sencillas y muy útiles para realizar en casa, en familia y también son un recurso fabuloso para el aula.

Muchas de las actividades que propongo en estos vídeos proceden de los cursos (on line y presencial): Aprender Manipulando Mindfulness, Inteligencia emocional y Neurociencias (LINK)
Si quieres profundizar en estos conceptos y quieres recibir más información respecto a estos cursos, no dudes en contactar conmigo.



¡¡Empezamos con el primer vídeo!!
Vídeo 1. El cerebro triuno ¿Quién guía nuestras conductas?